20 de abril de 2009

Fin de semana en Girona

Este fin de semana hemos celebrado el cumple de papá oso... 32 añitos ya!!!


Nos hemos ido todo el fin de semana a una casita de pagès, dentro del Cámping Abadesses, en St.
Joan de les Abadesses (Girona), que nos ha salido por 180 eurillos desde el viernes al domingo por la tarde.


Lo hemos pasado muy bien, hemos hecho un paseo en bici de 6 Km, por una vía verde (antiguas vías del tren en desuso y rehabilitadas para tal fin), que nos ha gustado un montón. Por el camino íbamos encontrando bancos para descansar y pequeños parques de madera para divertirse con los más pequeños, además de paisajes muy bonitos...


La peque de la casa es la que mas a gusto ha ido... sin mover un dedo y admirando el paisaje!!! Claro, mami la llevaba la mar de bien... ¡y eso que hacía como 15 años que no montaba en bici!!!


Como ha sido una experiencia muy bonita para todos (excepto para el pompis de mama, que no puede sentarse de las agujetas que tiene), hemos acordado que vamos a hacer más paseos en bici por otras vías verdes que nos quedan cerquita de casa...

Además de nuestro paseo en bici, también hemos visitado los bonitos pueblos de Camprodón y Set Cases, donde ya habíamos estado y cada año que vamos, nos gusta tanto o más que el anterior... Tienen unos paisajes, unas casitas (y enormes casas) de piedra y madera preciosas, con verdes prados y con comercios típicos, muy bien decorados y con un trato muy hospitalario y agradable. Se pueden comprar embutidos, miel, y toda clase de productos típicos y artesanales deliciosos...

Por último, hemos hecho una excursión al volcán de Sta. Margarida, en La Garrotxa. Para llegar ha de hacerse a pie, y hemos podido disfrutar de preciosos prados verdes llenos de viejos árboles y florecillas silvestres que crecían por todas partes... Hemos disfrutado mucho con el paisaje!


Aunque el cráter nos ha decepcionado un poco, porque no podía apreciarse bien, entre otras cosas, porque está lleno de maleza por todas partes. Eso si, lo están rehabilitando todo, dejándolo mejor señalizado y recuperando tanto su vegetación autóctona como sus pastos.
Para llegar al volcán, nos hemos confundido y nos hemos metido por un prado que no era... y hemos pasado por medio de un montón de vacas que nos miraban sin inmutarse... y nos han seguido hasta que hemos rectificado nuestro camino. Ha habido un momento en que teníamos a todas las vacas y becerros a nuestro alrededor, mirándonos fijamente, con sus enormes cuernos... y aunque lo hacían sin inmutarse lo más mínimo y sabíamos que eran mansas... hay que canguelis nos ha entrado!!! Tantas vacas juntas a escasos metros y con su mirada fija en nosotros, impone!!!


Ya en casa, hemos aprovechado para aprender más cosas sobre los volcanes, buscando información, vídeos y haciendo algunas actividades...

Ha sido un fin de semana muy bonito, educativo... ¡y cansado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu mensaje. Por favor, se respetuoso.