8 de marzo de 2013

Asesinando al monstruo verde... (o dejar de fumar)

Hoy, día de la mujer empoderada, 'celebro' mi primera cumplesemana sin humo. Espero que ésta, mi tercera vez, sea la definitiva.
Sólo quiero que, ante todo, sobre todo y por encima de todo, quede claro que dejar de fumar es cuestión de
VOLUNTAD

Leí en el libro "Dejar de fumar es fácil si sabes cómo" hace ya unos años, algo como que la nicotina es un monstruo que se aloja en tu estómago con tu primer cigarro. Realmente ya no se cuánto del libro hay en esto que os voy a decir, pero os aseguro que es real:
La nicotina es un monstruo verde, feo y gordo, con una gula tremenda y poderosa. Vive de nicotina, y lo malo (malísimo), es que una vez se aloja en nuestro estómago, ya nunca más se va. Cuando intentas dejar de fumar, el bicharrajo tiene hambre, y te rasca y molesta para que le des 'otro cigarrito'. Los primeros días sin fumar, el monstruo verde está que se sube por las paredes, con una rabieta colosal, pataleando y enfadado, que ni vive ni deja vivir... Nos hace realmente MUY difícil no hacerle caso, porque se pasa el día molestando y mandando pensamientos traicioneros a nuestro cerebro, para que caigamos y le demos 'ese cigarrito'.
Si caemos, se ríe de nosotros. Ja, se calma durante un rato... el tiempo que le quitamos el hambre. Pero espérate a que vuelva a querer nicotina, que volverá a ponerse exactamente igual. Con la diferencia de que antes estaba perdiendo fuerza... pero ahora le diste de comer y se recompuso!
Pensad en ello si os estais fumando 'cinco cigarros al dia', que os pasais TODO el día pensando en el momento de uno de esos cigarros, TODOS los días igual (Ver embarazadas). ¿No sería más fácil dejarlo del todo, pasar esos 3-7 días malos, pero a cambio olvidaros? Porque si, queridos y queridas, aunque parezca imposible, el cuerpo al final DEJA DE PEDIRNOS EL TABACO, podemos hacer nuestra vida sin el, podemos re adaptarnos a nuevas rutinas y dejar de hacer las antiguas, por arraigadas que estuvieran (salgo de casa, me enciendo cigarro... después del café, cigarro... )

Si no caemos, llega un momento en el que el bicho se agota... poco a poco irá perdiendo fuerza, dejará de patalear, hasta comenzar a adormecerse. Ahí es cuando acaba el mono, cuando hemos eliminado la nicotina de nuestro cuerpo y el bicho se ha dormido: dejamos de padecer físicamente.
Queridos y queridas fumadores y fumadoras... NO OS FIEIS, no caigais, porque esa FALSA sensación de CONTROL os jugará muy malas pasadas! Recordad: ESTÁ DURMIENDO. Una simple caladita hará que salten en vuestro interior 50 alarmas a la vez, el camión de los bomberos, las campanadas de la iglesia y el pito de 10 árbitros, todos juntitos... para despertar al monstruo verde (y lo despiertan). Y creereis que una caladita no puede hacerle daño a nadie... pero no, no, ¡no os equivoqueis! En el momento que lo desperteis, os volverá a pedir nicotina, y cuando se la deis, volverá a pedirla: la intensidad de su petición irá en aumento conforme más nicotina le deis y más fuerte se ponga. Cuanto más tiempo paseis sin fumar, más profundamente dormido se queda.

El fenómeno químico que nos crea adicción a la nicotina tiene lugar en el cerebro. Cuando la nicotina llega hasta él estimula la producción de dopamina, un neurotransmisor esencial en la percepción neurológica del placer que se libera en el hipotálamo. A razón de unas 10 caladas por cigarrillo, quien fuma 30 cigarrillos al día envía a su cerebro 300 señales diarias de dopamina. Cada vez que se libera dopamina, los captores de esta sustancia entran en estado de alerta. De modo gradual van perdiendo sensibilidad, y llega un momento en que el nivel normal de dopamina no les alcanza: están “en abstinencia”. El desequilibrio hormonal derivado de esta continua “provocación” de los receptores de dopamina hace que la toxicomanía pronto cobre un carácter crónico.

Los primeros días son los peores, luego es cuestión, como dije, de aguantar: de voluntad, DE QUERER. Luego no es tu cuerpo el que te pide un cigarro, ya no tienes síndrome de abstinencia. Son solo los recuerdos de las antiguas rutinas: destiérralos. No caigas. NO te puedes permitir 'un cigarrito', NO lo tienes 'controlado'.

Trucos posibles:
  • Es MUY importante la ACTITUD: NO 'voy a intentar dejar de fumar', sino: "VOY A DEJAR DE FUMAR"
  • Decidle a todo el mundo que habeis decidido dejar de fumar. Esto tambien os ayudará a pensar 'no puedo fallarME'  ni 'fallarles'. Pedidles que tengan consideración a la hora de fumar delante vuestro, y si es necesario, no quedeis con amigos fumadores durante la primera semana.
  • Una posible opción, si os lo podeis permitir, es pasar los primeros días en la cama. Acabareis con dolor de espalda, pero dormitad durante todo el dia, comenzar esta hazaña en fin de semana, así lo peor lo pasais durmiendo y no os enterais.
  • Según esto último, aprovechad si os poneis malos!!! Es un momento perfecto!
  • CAMBIA RUTINAS en las que era habitual para tí fumar, por otras. Por ejemplo, sustituye un tiempo el café por té, o por otra cosa. Cambia de cafetería donde tomas el almuerzo...
  • Puedes planteártelo como un reto corto: HOY no fumo. Si piensas en dejarlo del todo, igual te da hasta un jamacuco... Así que ves a por el día de hoy, 'solo hoy'. Y cuando lo hayas conseguido, felicítate, y vuelve a hacer lo mismo al día siguiente.
  • Si no puedes de las ganas de fumar que tienes, el chocolate suele funcionar como sustituto para distraer al coco: lacasitos en el bolso. (El placer de comer chocolate -u otra cosa que os guste- genera endorfinas en nuestro cerebro, que estimulan la producción de dopamina, con un efecto similar al que nos provoca fumar). Ver también 'dejar de fumar sin engordar'
  • Otra medio-solución es haceros con cigarros herbales: no contienen nicotina, por tanto si teneis la necesidad horrible e inaguantable de fumaros un cigarro y os fumais uno de estos, el bicho verde ni se inmuta. No es que sea bueno, pero mejor uno de estos que uno con nicotina que ponga nerviosito otra vez al troll de nuestro estómago... Os advierto que huelen y saben FATAL. En cualquier caso, esto sólo como emergencia!
  • Cigarros electrónicos: Se que tienen una carga de nicotina y que puedes inhalar y exhalar vapor, pero también que son caros. Nunca los he probado, asi que no puedo opinar.
  • Lavaros los dientes: cada vez que tengais ganas de fumar, cepillo y pasta. Oye, funciona.
  • Chicles y caramelos: un regimiento de todos los sabores en el bolso. ¡Sin azúcar!
  • 4 valerianas al día y Flores de Bach contra la ansiedad. 
  • Quizá te ayude saber que dejar de fumar en torno a los 30 años, reduce en un 90% las posibilidades de padecer una muerte prematura, segun un estudio de 'The Lancet'. Aunque los efectos de dejar de fumar son espectaculares si se hace antes de los 40, en caso de que se haga a los 50 e incluso 60, se pueden ver notables mejoras y se alarga la esperanza de vida.
  • La dureza suele ser efectiva, mirad qué imagen más chula:

Anticáncer para el fumador:
Próximamente escribiré un artículo sobre alimentación y cáncer. Hasta entonces, un pequeño detalle específico para fumadores, extraído del libro 'La biblia contra el cáncer':
  • Muy recomendable alimentos con quercetina: Es un pigmento natural de vegetales, antioxidante, previene las lesiones, anti-inflamatorio, anti-edematoso, y fortalece el sistema inmunológico. Presente en mayor medida en las alcaparras, el apio de monte, el cacao y el pimentón, especialmente beneficioso para fumadores.
  • Nada recomendable el beta-caroteno en los fumadores: Son pigmentos vegetales precursores de la vitamina A. Presente en mayor medida en mangos, zanahorias, albaricoques, calabaza, melocotones y boniatos. Se pueden consumir con moderación todos los alimentos ricos en beta-caroteno, puesto que también aportan beneficios al organismo, pero queda completamente contraindicado el aporte de suplementos (por ejemplo, los que se toman para potenciar el bronceado en verano) de beta-caroteno en fumadores y ex fumadores, ya que se ha comprobado que propicia el riesgo de padecer cáncer.[1990:Beta-Carotene and Retinol Efficacy Trial (CARET)]


¿Conoces más trucos? ¡Cuéntalos en un comentario!

En fin, como os decía al principio, llevo una semana sin fumar. Ni es la primera vez que lo intento, ni la primera que lo consigo. He dejado de fumar en dos ocasiones antes, con los dos embarazos de mis hijos (durante año y medio y durante dos años), abarcando también todo el periodo de lactancia materna. Y luego, como tonta y como animal estúpido que soy, he retropezado en la misma piedra... por 'una caladita' ("ya llevo dos años, esto está controladísimo, será como tomarse algo cuando sales por ahí de higos a peras": JA). El verano pasado aguanté un mes... pasé lo peor y al final... tonta que es una, otra vez.
Maldita nicotina... y maldito 'seso' débil!

Cómo actúa la nicotina en el cerebro:
(Click sobre la imagen para ampliar)

Ya me lo tomaba resignadamente... les dí mi palabra a mis hijos a finales de año de que este año dejaría de funcionar... y estaba mentalizada a hacerlo, pero está claro que existe un excelente detonante: motivación muy potente. Así que aunque esta semana he tenido una ansiedad de caballo como nunca antes me había pasado, pienso conseguirlo. Lo he pasado mal, lo ESTOY pasando mal. Me cuesta respirar, me entran unos agobios tremendos de repente, por las tardes me tiemblan las manos y las tarde-noche se hacen especialmente duras. Así que a la cama pronto. Pero ya he dado el paso más importante y no pienso volver a atrás. Y lo mejor, es que lo estoy haciendo sin nada. Ni parches, ni chicles, ni pastillas, nada. Porque si bien es cierto que el trance es menos agresivo con 'ayudas', también se hace más largo. Y yo quiero quitarme esto de encima YA.

Me perdonareis, pero el monstruo verde, feo y gordo, con una gula tremenda y poderosa, es un 'joputa' que no se muere nunca. El fumador, a todos los efectos de "ex", es como un alcohólico: ni una gota más en la vida!
¡NO MÁS CALADAS!




A propósito de las 'ayudas' comentadas antes, comentaros dos cosas: Una, que dicen que la acupuntura funciona genial, y la otra, alertaros sobre las pastillas CHAMPIX, cuyo principio activo es la vareniclina. Son las mejores pastillas inventadas para dejar de fumar, tienen un índice de éxito muy alto y tantos detractores como seguidores. ¿Por qué? Por sus efectos secundarios. Causa pesadillas, despertares, terrores nocturnos... Accidentes, alteraciones de la frecuencia cardiaca potencialmente letales, infartos, convulsiones y diabetes engrosan la lista. Os dejo abajo dos enlaces con más info.

Espero que ahora, viéndome como una 'ex-alcohólica', no vuelva a caer y ésta, mi tercera, sea la definitiva...

Peeero como mujer prevenida vale por dos, nada mejor como un tratamiento de choque por si acaso el bicho verde tiene un despertar nocturno... ¡Artillería pesada!  
Os dejo con la suculosa lista de ingredientes de un cigarro:


A qué nos exponemos con el tabaco:
Si no tienes suficiente con los ingredientes, te ofrezco también la preparación:

Cáncer de pulmón, la bronquitis, el enfisema pulmonar (perforación de los pulmones) y los problemas cardiovasculares, otras formas de cáncer (labio, boca, laringe, esófago y vejiga) y la úlcera gastroduodenal.
La nicotina aumenta la presión arterial, la frecuencia cardiaca y la coagulabilidad de la sangre. El CO2 disminuye la oxigenación del organismo, lo que tiene efectos negativos sobre el corazón.
Favorece la aparición de la gastritis crónica, la úlcera gastroduodenal y la esofagitis por reflujo, daña la memoria
Ahora, gracias a una aplicación app, puedes descubrir cómo será tu rostro dentro de 20 años si sigues fumando (intensas arrugas alrededor de los ojos y la boca, piel grisácea y papada flácida son sólo algunos de los efectos que provocan a largo plazo las 4.000 sustancias químicas que contiene cada cigarrillo.)


Y para finalizar y que no se te olvide, aquí tienes las mejoras directas y desde YA que vas a obtener si dejas de fumar:

Algunos beneficios para la salud comienzan casi inmediatamente también, pero cada semana, mes y año sin consumir tabaco su salud mejora aun más.




    • A los 20 minutos de dejarlo: la presión arterial y el ritmo del pulso bajan a la normalidad y la temperatura corporal de las manos y pies se incrementan al nivel normal.
    • A las 8 horas de dejarlo: los niveles de monóxido de carbono en la sangre bajan y el nivel de oxígeno en la sangre se incrementa a niveles normales.
    • A las 24 horas de dejarlo: el riesgo de un ataque cardíaco súbito disminuye.
    • A las 48 horas de dejarlo: las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse y los sentidos del olfato y el gusto se comienzan a normalizar.
    • De 2 semanas a 3 meses de dejarlo: mejora la circulación y se hace más fácil caminar. Los pulmones trabajan mejor y las heridas sanan más rápidamente.
    • De 1 a 9 meses de dejarlo: usted tiene más energía, la capacidad pulmonar aumenta en un 30% y los cilios vuelven a crecer. Los síntomas relacionados con el tabaquismo tales como tos, congestión nasal, fatiga, y dificultad respiratoria mejoran. Usted tendrá menos enfermedades, resfriados y ataques de asma. Gradualmente ya no volverá a tener dificultad para respirar con las actividades diarias.
    • Al año de dejarlo: el riesgo de cardiopatía coronaria es la mitad que el de alguien que aún consume tabaco.
    • A los 5 años de dejarlo: la tasa de muerte por cáncer de pulmón disminuye casi en un 50% comparada con la de fumadores de 1 paquete al día; el riesgo de cáncer de la boca es la mitad que el de un consumidor de tabaco.
    • A los 10 años de dejarlo: los riesgos de cáncer disminuyen. El riesgo de accidente cerebrovascular y cáncer pulmonar ahora son similares a los de alguien que nunca ha fumado.
      Otros beneficios para la salud del hecho de dejar de fumar abarcan:   
      • Más baja probabilidad de coágulos de sangre en las piernas que puedan viajar a los pulmones. 
      • Menor riesgo de disfunción eréctil. 
      • Menos problemas durante el embarazo, tales como bebés nacidos con bajo peso, parto  prematuro, aborto espontáneo y labio leporino. 
      • Riesgo más bajo de esterilidad debido a daño en los espermatozoides. 
      • Dientes, encías y piel más saludables. 

      Cosas que se pueden hacer con un cigarro...
      mejores que fumárselo.  ;)

      ¿Cómo ayudar a mis pulmones a que se recuperen después de dejar de fumar?
      Pues básicamente comenzando a hacer ejercicio poco a poco, para obligarlos a trabajar y escupir toxinas y añadiendo frutas y verduras a la dieta. Beber mucha agua, tomar té verde, aumentar la ingesta de ajos y cebolla en nuestra dieta, hacer vapores de agua con una toalla y comer manzanas y piñas, pero te dejo estos enlaces donde te lo explican mejor:


      Quizá también te interese:
       
      Seguimiento:
      → A dieta
      → Mira cómo voy a los cuatro meses de haberlo dejado.
      → Cura de Savia a los cinco meses y medio de haberlo dejado

      Nota: Si te llevas un artículo, por favor, enlázame.
      Licencia de Creative Commons
      Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

      No hay comentarios:

      Publicar un comentario

      Gracias por dejar tu mensaje. Por favor, se respetuoso.