14 de marzo de 2013

Gracias. Por ser.




Porque haces que vuelva a enamorarme cada día de ti.
Porque riegas nuestro amor a diario.
Porque me ves. Por cómo me ves.
Porque tú haces que yo sea feliz.
Porque me acompañas en mis pasos, porque me das la mano para andarlos.
Porque compartes mis sueños. Porque comparto los tuyos.
Porque afrontas nuevos retos, porque te sigues construyendo.
Porque me haces reír.
Porque me animas a seguir y conseguir. Porque crees en mí. Porque crees en lo que creo.
Porque me respetas y me apoyas.
Porque a tu lado soy más fuerte.

Porque eres la luz que ilumina mi día a día y haces que cada día merezca la pena volver a asomarse a la vida.
Porque eres el padre de quienes pintan multicolor mi mundo.
Porque eres mi punto de apoyo.
Porque eres el abrazo que me hace sentir en casa. Eres el calor que reconforta. La presencia que llena.
Porque tú eres mi hogar. Donde puedo ser yo, donde no soy juzgada, donde soy amada.
Porque eres la balanza que me compensa, el contrapeso que me nivela.
Porque eres el árbol que me da un suelo firme sobre el que pisar.


Gracias, mi vida.
POR SER.

Por ser TÚ y serlo junto a MÍ.



Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu mensaje. Por favor, se respetuoso.