25 de mayo de 2013

Haz de los obstáculos escalones...

 ...y que cada paso sea una meta sin dejar de ser un paso! 


Creía que escribiría este post hace dos días... llevaba tal subidón y sentía tanta alegría, que quería compartirla con el mundo... y no lo escribí. Supongo que no era necesario, pero a pesar de ello, quiero dejar constancia aquí... porque el 22 de mayo fue, sin duda, uno de los días más felices de mi vida. Tanto que lloras desconsolada de felicidad, que saltas al caminar y sonríes a la vida, sientes el aire más limpio, el mundo más bonito, que gritas "¡LO HE CONSEGUIDO, LO HE CONSEGUIDO!", a todo el que te quiera escuchar... y así te quedas, afónica de tanto gritar! Felizmente afónica de gritar.
Aprobé el acceso a la Universidad para mayores de 25 años. Me preparé durante tres meses y, aunque pinché en inglés, que me bajó mucho la nota, y que estuve a punto de no presentarme a las específicas del terror que llevaba encima, mi tótem hizo su función y me recordó cuánto deseo ésto y que si el "no" ya lo tenía, aunque el fracaso me aterrorizaba, no había nada que perder. Así que finalmente, saqué un hermoso 7,43 de media para acceder, de sobras, a magisterio infantil.

Esta he sido yo:
Y ésta la nota que puede marcar mi futuro:


Porque me lo debía, porque se lo debo a ella, he conseguido armarme de valor e ir en busca de mis sueños. Y subí el primer peldaño al tomar la decisión, y he subido otro al conseguir mi primer objetivo. Y este verano subiré otro con la certificación de catalán y en septiembre comenzaré a subir el siguiente con el CFGS en Educación Infantil.
¿Un ciclo superior si te has sacado el acceso a la universidad? De momento si, espero que ese CFGS me de un horario estable que me permita ir a la Universidad. Mientras tanto, con horarios variables e impredecibles, el ciclo superior lo puedo hacer a distancia a través del IOC en los ratos que pueda desde casa.


Lo que está claro es que si no persigues tus sueños, es imposible alcanzarlos. Y no se si lo conseguiré, pero sería para mí un honor ganarme la vida cuidando a los seres más buenos y puros que existen, los bebés y niños pequeños. Sólo existe un trabajo en el mundo que me sea equiparable, el de ayudar a traerlos al mundo. Pero he hecho mi elección teniendo en cuenta mi situación personal y lo que uno y otro camino le aportaría a mi familia, y he decidido que ya hay muchas comadres maravillosas en ese camino que urgía de amor y respeto, y mi familia bien vale obtener una recompensa al sacrificio de que 'mamá vuelva a estudiar'.
Por primera vez voy a estudiar algo que me gusta, algo que de forma natural me interesa. Me emociona pensarlo... Me emociona pensar en ir a buscar mi calificación oficial a la Universidad. Ya se, ya, que no significa ser universitaria... pero significa que me han abierto la puerta, que puedo pasar, que puedo quedarme si quiero.

Ahora tan sólo he de decidir cual de las dos pesa más, si las mariposas o los sueños del alma...

Gracias, mamá. Se que has estado a mi lado, lo se. Me quito mi sombrero de plumas, te hago una reverencia, inclino la cabeza a un lado y te lo dedico a tí. Hasta donde llegue, a tí.


"No basta dar pasos que puedan conducir hasta la meta; sino que cada paso sea una meta, sin dejar de ser un paso"
[ECKERMAN, JOHANN PETER]



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

2 comentarios:

  1. Muchs felicidades por conseguir tu sueño ! y ahora a seguir por nuevos.
    Mari

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mari! ;)
      A por ellos voy, a por todos!

      Saludos!

      Eliminar

Gracias por dejar tu mensaje. Por favor, se respetuoso.